Fecha de documento
30/10/2016 12:58:24
contacto@rolroyce.com
17/11/2017

Pathfinder en español
Pathfinder, Juego de Rol
Reglas Básicas

PDF $13.99

 

Planodeudo, Genasí de fuego

Genasíes de FuegoA través de los múltiples portales mágicos que existen en Faerûn llegan visitantes de otros planos, incluyendo a ajenos de varios tipos, algunos de los cuales se quedan o instalan en Faerün y tienen hijos con nativos humanos. Al final su herencia extraplanaria termina diluyéndose con el paso de varias generaciones, resultando en una persona cuya sangre posee un origen celestial, infernal o elemental.
Estas criaturas conocidas como planodeudos poseen aptitudes insólitas basadas en la naturaleza de sus antepasados, pero parecen completamente humanos en algunos aspectos. Los planodeudos prefieren mezclarse con la sociedad humana y rara vez forman comunidades propias.

Los genasíes descienden de criaturas relacionadas con los elementos, como los ifrit, dao, djinn, jann y marids, entre otros. La mayoría de ellos no han tenido contacto directo con sus antepasados elementales pero los signos de su herencia saltan a la vista. Los genasíes están orgullosos de sus rasgos y aptitudes.

La sangre hierve en las venas de los genasíes de fuego, que se enfurecen con facilidad, son orgullosos y no temen actuar. La mayoría de las veces son neutrales. Parecen casi humanos, con uno o dos rasgos insólitos que reflejan su naturaleza cuasielemental, como piel del color de ascuas encendidas, cabello rojo que zigzaguea como las llamas u ojos que brillan cuando el genasí está furioso.

Clase predilecta: guerrero.

Ajuste de nivel +1: los genasíes de fuego son ligeramente más poderosos y adquieren niveles de forma más lenta que la mayoría de las otras razas comunes de Faerûn.

Idiomas automáticos: común, región natal.
Idiomas adicionales: cualquiera (a excepción de los idiomas secretos, como el druídico).


Aptitudes Raciales

Ajeno nativo: dada la fuerza de su estirpe divina o infernal, las razas de planodeudos poseen la insólita característica de estar formadas por ajenos nativos de Faerûn, no por humanoides. Esto posee tres efectos principales:

En primer lugar, los efectos que sólo se apliquen a humanoides, como los conjuros dominar persona o hechizar persona, no afectan a los personajes planodeudos.

En segundo lugar, los conjuros o efectos que se apliquen a criaturas extraplanarias pueden afectar a los personajes planodeudos. Por ejemplo, la espada de los planos o la maza del castigo resultan más efectivas contra los ajenos y, por tanto, son proporcionalmente más peligrosas para un personaje planodeudo. Un conjuro que envíe a un ajeno de vuelta a su plano de origen no afectará a los personajes planodeudos, pero destierro (un sortilegio que expulsa a un ajeno del plano del lanzador, sin especificar el regreso de éste a su plano natural) funcionará a la perfección.

Por último, los planodeudos de Faerûn han vivido lo suficiente en Toril como para que este mundo se convierta, de hecho, en su plano natural. Esto significa que los personajes planodeudos pueden ser revividos o resucitados normalmente, mientras que la mayoría de los ajenos no pueden ser traídos de entre los muertos sin utilizar un conjuro de deseo o milagro.

+2 a Inteligencia, -2 a Carisma. Los genasíes de fuego poseen mentes brillantes, pero son impacientes y fáciles de enfurecer.

Son de tamaño Mediano.

Tienen una velocidad base de 30 pies.

Visión en la oscuridad de hasta 60 pies.

Controlar llama (St): los genasíes de fuego pueden hacer que un fuego situado a un máximo de 10 pies de ellos disminuya hasta quedar reducido a ascuas o se encienda hasta alcanzar el brillo de la luz del día. Esta
aptitud no cambia la intensidad del calor despedido ni el consumo de combustibles de la fuente del fuego, dura 5 minutos y puede utilizarse una vez al día. El genasí usa la habilidad como si fuera un hechicero de 5º
nivel.

Bonificador racial de +1 en los tiros de salvación contra todos los conjuros y efectos de fuego. Este bonificador se incrementa en +1 por cada cinco niveles de clase que adquiera el genasí.

Enfoque clerical: todo clérigo genasí de fuego debe elegir a una deidad que conceda acceso al dominio de Fuego y elegir Fuego como uno de sus dos dominios.